martes, 17 de octubre de 2017

J.D Alonso Curiel sobre 'La noche del escaparate': "Las madrugadas son un espejo claro y sin filtros en el que nos reflejamos como realmente somos".

Ediciones Atlantis publica 'La noche del escaparate', el nuevo libro de relatos del escritor vallisoletano J.D Alonso Curiel en el que la noche es la gran protagonista de las dos novelas cortas y cinco relatos que conforman la obra con la que el lector podrá reflexionar sobre la débil y oscura condición del ser humano.  


La noche es la gran protagonista de los siete relatos que conforman este libro. ¿Qué se esconde tras este título?

Se esconden dos novelas cortas y cinco relatos que intentan reflexionar sobre lo contradictorio de la condición humana, sobre la debilidad que nos caracteriza, de nuestro miedo a la soledad y de lo difícil que resultan las relaciones personales y amorosas. Sin olvidar el humor, porque también lo hay, estas historias van directas a intentar explicar por qué somos seres insatisfechos, y por qué esto parece que nunca tendrá una solución. Y todas los relatos están ambientados en la noche, porque me interesa mucho el mundo nocturno, creo que en ella suceden los hechos más relevantes de nuestra vida. Las madrugadas son un espejo claro y sin filtros en el que nos reflejamos como realmente somos. Por eso la noche es tan peligrosa como también puede ser tan agradable y salvadora.

¿Tiene algo en común con ‘Saber moverse’, tu anterior libro publicado en Ediciones Atlantis?

Se podría hablar de varios puntos en común porque en ambos libros está todo mi estilo y mi mundo literario. Pero creo que el mayor, o el más importante, es que todos los personajes protagonistas, o casi todos, de los dos libros son seres muy débiles que buscan sin descanso una seguridad y una tranquilidad, un refugio, que parece que no existe para ellos. Son seres desorientados, muy sufridores, que viven en una duda perpetua. La realidad les pasa por encima una y otra vez, y hasta pueden parecer por momentos caricaturas. No comprenden lo que les rodea y no saben tampoco muy bien cómo actuar: son personajes muy humanos.

¿Te sientes identificado con algún personaje literario?

Podría decir varios. Pero me quedo con dos muy característicos que pueden definir no solo mi literatura, sino también mi propia vida de alguna manera, aunque no del todo, claro. El primero sería Henry Chinaski, el personaje protagonista de muchos textos de Charles Bukowski, que es un trasunto del propio escritor, y que se trata de un offsider, un casi vagabundo que vive su propia vida a su manera, estando ajeno a la sociedad, entre los despojos y los desperdicios humanos que la sociedad norteamericana no quiere ver y que esconde. Es un personaje muy libre, provocador, brutal por momentos, pero lleno de humanidad y ternura. Es, para mí, la imagen icónica de lo que debe ser un creador: alguien enteramente libre, crítico, viviendo ajeno a presiones, sin imposiciones de ninguna clase, y tomándose muy en serio su obra y su oficio porque es su manera de estar en el mundo, de mirar el mundo. 
El segundo, y no me alargo, sería Gregorio Samsa, el personaje de La metamorfosis, de Kafka. Un personaje existencialista y absurdo, casi una caricatura surrealista, al que unas circunstancias inexplicables le van anulando y le van trasformando en un insecto, en un monstruo. Una realidad que no comprende va acabando con él.
Y podría decir alguno más, pero sería extenderme demasiado.

¿Quién crees que disfrutará más con su lectura?

Yo escribo siempre para todos, para todo el público, para todas las edades. Obviamente no son libros para niños o adolescentes, pero creo que a partir de los 18 años, puede interesar a cualquiera. Es verdad que escribo para mí, pero también para todos los lectores, las dos cosas van unidas. Tengo muy presente al lector, en el hecho de que hablo de temas que a todos nos interesan, y siempre con un estilo muy sencillo y muy claro, porque quiero llegar a todos ellos, ya sea emocionándoles o haciéndoles reflexionar, pero comunicarme siempre con él. Porque, para mí, la Literatura, el arte, aparte de otras cosas, es comunicación.

Si pudieras cambiar algo en este mundo a través de tus relatos, ¿qué sería?

Ojalá pudiera lograr con ellos que el mundo fuera más humano, más sensible, más comprensivo con el otro. Que la ternura y la sonrisa fueran los valores a seguir, enterrando la maldad que hay en todos los corazones de la gente. Ojalá mis relatos lograsen un mundo menos frío y terrible, menos competitivo, que funcionase a la altura del corazón. Un mundo en el que las segundas oportunidades fueran posibles, una realidad. Un mundo en el que mirar a los ojos de la gente no provoque miedo.


Muchísimas gracias por la entrevista. Me han parecido estupendas las preguntas. ¡Un fuerte abrazo!

María Luján: "Con Silencio, príncipe, todo fue distinto. Desde el primer momento sabía el principio y el final de la historia"

Ediciones Atlantis presenta este viernes en la localidad murciana de Alcantarilla, 'Silencio, príncipe', una novela romántica escrita por la joven autora murciana, María Luján Rubio, que nos cuenta la historia de Sofía, una adolescente que se verá obligada a despertar de sus sueños con príncipes y princesas tras darse de bruces con la realidad.

¿Qué te impulsa a escribir?
Mi día a día. Cuando voy en el bus de camino a la universidad o al conservatorio me vienen historias y personajes a la mente y rápidamente saco mi móvil, abro el bloc de notas y empiezo a escribir palabras sueltas que, cuando estoy en casa, desarrollo y convierto en historias, cuentos, poemas o microrrelatos. 

¿Cómo surgió la idea para escribir esta novela?
Desde pequeña he querido escribir una novela. Siempre comenzaba a escribir una historia pero, por falta de tiempo, la dejaba a medias. Sin embargo con Silencio, príncipe, todo fue distinto. Desde el primer momento sabía el principio y el final de la historia de Sofía. A eso se le sumó un verano muy largo  en el que vi la oportunidad perfecta para llevar a cabo mi proyecto. También tengo que decir que fue mi profesora de lengua, Mercedes, a quien le hice una breve sinopsis de la historia que tenía en mente, la que me incitó a aprovechar ese verano para escribir la novela (de ahí que escogiera su nombre para la madre de Nico). 

¿Qué podemos encontrar de María Luján en su protagonista?
En Sofía se pueden encontrar varios aspectos de mi personalidad, pues quería crear un personaje que pareciera lo más verídico posible y, debido a mi corta trayectoria, solo pude escribir sobre lo que había visto y vivido. Sofía es como era yo a los dieciséis años: soñadora y romántica; pues en esa edad muchas chicas siguen creyendo en los cuentos de hadas. 

¿Quién crees que disfrutará más con su lectura?
Creo que Silencio, príncipe es una novela con la que tanto jóvenes como adultos se pueden sentir identificados y pueden disfrutar mucho con su lectura, pues todos hemos tenido dieciséis años alguna vez y nos hemos enamorado. 

¿Qué personas te ayudaron o animaron a que te iniciases por este difícil camino de la escritura?
Mi padrino. Aún recuerdo cuando tenía cinco años y esperaba ansiosa que llegara la hora de ir a la cama para que él viniera y me leyera un cuento de aquel gran libro rojo, que todas las noches traía consigo. 
Cuando aprendí a escribir, comencé a crear mis propios cuentos y en el instituto, gracias a Mercedes, desarrollé mi destreza como escritora redactando varios artículos en la revista La Noria, lo que me ha ayudado a perfeccionarme en muchos aspectos. 

¿Qué sentimientos te ha provocado? 
He sentido una mezcla de emociones a lo largo de todo este tiempo que he estado escribiendo Silencio, príncipe. He llegado a enamorarme de algunos personajes, odiarlos en ciertos momentos, sentir lástima, cariño, etc. 
Actualmente creo que le he cogido cariño a cada uno de ellos, empezando por Sofía, pasando por Laura, Álvaro y Nico, y terminando por Dani. 

viernes, 6 de octubre de 2017

Pasqual Vidal sobre 'El destino se llama Gabriel': El lector se va a encontrar un relato "salpicado de revelaciones místicas, amor, terrorismo y homosexualidad"

Ediciones Atlantis presenta en Alicante 'El destino se llama Gabriel', una novela de intriga escrita por el autor alicantino Pasqual Vidal Verdú​.
¿Quién es Pasqual Vidal?
Pasqual Vidal Verdú, nació en Onil (Alicante) en 1.956, está casado y tiene una hija. Por motivos personales tuvo que dejar los estudios y ponerse a trabajar una vez cursó COU, si bien esto no fue obstáculo para que siguiera dedicando el tiempo libre a la lectura y a escribir relatos cortos y lo que fue su gran frustración, la poesía. Esta última peculiaridad de su vida es lo que quizá le dio ese gusto por “masticar las palabras”, saboreando en cada lectura las alegorías, metáforas, giros…
A finales del siglo pasado entabla amistad con un profesor de literatura extremeño que se interesó por sus escritos y éste, tras leer una carta dirigida a su “hijo” cuando Pasqual y su esposa creían que ya había sido concebido. Le pidió poder leer más escritos suyos y le solicitó permiso para utilizarlos como comentario de texto en sus clases. Esto acabó por convencerlo de pasar al relato grande, la novela.

¿Qué se va a encontrar el lector en ‘El destino se llama Gabriel’?
En “El destino se llama Gabriel” el lector puede encontrar un relato con una intriga que va in crescendo, salpicado todo él de revelaciones místicas, amor, terrorismo, homosexualidad… y una multitud de caminos de realización personal de los distintos personajes que acaban por converger para dar un sorprendente final. Final que supone el principio de una nueva perspectiva en el enfoque de las relaciones humanas.

¿Te inspiró para la trama alguna persona o alguna situación en particular?
La obra parte del correo tenido con su amigo cacereño, en el que solía hacerle diversas crónicas de acontecimientos como el de su estancia en la ópera en Barcelona. Esta crónica y un relato inicial que fue una petición hecha por la hija de un amigo para una obra basada en la Alhambra de Granada y Boabdil son las tramas paralelas que se fueron entremezclando y conformaron las bases para construir  la escaleta que sirvió de armazón para la novela.
En un principio jamás pensó ni de lejos en su publicación, incluso dudaba de ser capaz de finalizarla, pero animado por la hija de su amigo pudo continuar hasta el final y darle la razón a Vanessa en que cada escritor tiene su propia forma de llegar al lector.

¿De dónde nació ese afán de escritura?
Sus bases literarias se hunden en los clásicos, sintiéndose especialmente influenciado por los personajes femeninos. Pero no hablamos de mujeres hermosas, ni la mujer fatal, la seductora, la adultera… La fascinación viene por la mujer valiente y digna. Tres ejemplos de las lecturas que lo llevaron a esa fascinación son, Marianela de Benito Pérez Galdós, Juanita la Larga de Juan Valera, y sobre todo La Tía Tula de D. Miguel de Unamuno, a la que hace referencia en su novela. Sus primeras lecturas al pasar del tebeo al libro fueron básicamente leer y releer a Julio Verne. Más tarde llegaría Agatha Christie, pero la verdadera revolución fue el encuentro, primero con el romanticismo y las Rimas y Leyendas de Bécquer. Son los años de la juventud en que incluso fantasea con tomar vinagre para adquirir la palidez de los románticos. Pero esto acabará con una sola lectura, un pequeño relato. La Rama Seca de Ana María Matute será el detonante  que lo lleve a la literatura más actual. 

¿De dónde nació ese afán de escritura?
Comienza a leer también novelas de autores extranjeros, siendo Morris West su autor preferido, de hecho se podría encontrar cierta similitud entre su novela y la de West “Los Bufones de Dios”. Pero se da cuenta que no sabe cómo escriben los autores ingleses, sabe cómo son y cuáles son sus historias, por lo que decide leer básicamente autores en castellano o catalán, salvo grandes autores mundiales como pueden ser Albert Camus o Ken Follet. En él han dejado profunda huella escritores como la ya nombrada Ana Maria Matute, J.J. Benitez, Alberto Vazquez Figueroa, Angeles Caso, Dolores Redondo, Joan Maragall, Clara Isabel Simó, Mercé Rodoreda, Enric Valor, Salvador Espriu y su grandísimo icono Vicente Andrés Estellés.
En la actualidad se encuentra ultimando su segunda novela y comenzando a trabajar la escaleta de una nueva narración.

jueves, 5 de octubre de 2017

Entrevista a Iago A. Tallón, autor del nuevo universo fantástico que da nombre a la novela 'Advenimiento a Radiantis'

Ediciones Atlantis presenta este viernes en Vigo 'Advenimiento a Radiantis. El Bardo', una novela de Iago A. Tallón que nos adentra en un nuevo universo fantástico con sus propias normas, razas, criaturas y credos, pero todo aderezado con una perspectiva más verosímil y menos maniquea que lo visto quizá en obras similares previas.

¿Cómo surgió la idea para escribir esta trilogía? 
A día de hoy no podría asegurar con total certeza de que se trate de una trilogía o una tretralogía. De hecho, opto más por la segunda opción... Pero la idea sin duda surgió hace muchos años, cuando era poco más que un adolescente e imaginé la vida de un bardo humano y realista en un mundo fantástico repleto de hostilidades y tramas políticas.

¿Qué se va a encontrar el lector en el mundo de ‘Advenimiento a Radiantis’?
El lector se encontrará básicamente un nuevo universo fantástico con sus propias normas, razas, criaturas y credos, pero todo aderezado con una perspectiva más verosímil y menos maniquea que lo visto quizá en obras similares previas.

¿Quién crees que disfrutará más con su lectura?
La idea es que la obra pueda disfrutarla un público amplio, desde aquel adolescente que imaginó este mundo, hasta el adulto en el que me he convertido hoy en día. ¿Y por qué no? También los más mayores.

¿Cuánto tiempo te ha llevado escribirla?
El proceso de creación, documentación y preparación viene de hace ya bastantes años, pero escribir este primer libro me ha llevado más o menos un año completo.

¿Cuál es tu autor de referencia?
Actualmente mis autores de referencia en el género son (¿cómo no?) George Martin y el maestro Tolkien. Sin embargo, lo que más leo es Stephen King y, en el ámbito nacional me gusta Laura Gallego.

Paula Marco Pérez, autora de 'El Pico de las Brujas': Ediciones Atlantis me ha abierto de par en par las puertas de la esperanza

Ediciones Atlantis presenta este viernes en Yecla 'El Pico de las Brujas', una novela de Paula Marco Pérez cargada de aventura, amor, fantasía, magia.¿Podrá el amor luchar contra la ley? ¿Podrán la magia y la ilusión renacer de las cenizas de una hoguera como una única llama? ¿Podrá convertirse un trozo de lana de oveja en la unión del destino de dos personas? Esto es lo que nos adelanta su autora.
"Para mí, mis personajes representan en su psicología todo lo que yo no sé expresar con palabras"
¿Quién es Paula Marco Pérez?
Paula Marco es una persona normal y corriente. No quiero que la gente piense que soy alguien de otra dimensión ni nada parecido. Es cierto que no muchas personas son las que pueden decir que son las primeras de una familia de doce hermanos, de la que estoy tremendamente orgullosa, pero gracias a ellos soy quien soy. Me considero una persona muy trabajadora que, muchas veces, vive de sueños, sin embargo nadie nos prohíbe soñar.

¿Qué te impulsa a escribir?
Soy una persona a la que le cuesta mucho poner nombre a sus sentimientos, así que he aprendido a utilizar la escritura y el dibujo como armas contra la ansiedad y otros problemas. Me impulsa a escribir también la cara de felicidad de la gente que ha visto o leído cosas mías. Además, mi familia es una de las respuestas más grandes a esta pregunta porque, sin ellos, no sería nada. De hecho, mi primera novela fue el resultado de las noches en que contaba cuentos a mis hermanos pequeños. Ellos son los verdaderos merecedores de alabanza por su ilusión.

¿Cómo fue el proceso creativo de “el Pico de las Brujas”?
He de admitir que el proceso creativo, como en la mayor parte de mis escritos, exigió un gran estudio no sólo de los paisajes y lugares, sino también de cada uno de mis personajes. Para mí, mis personajes representan en su psicología todo lo que yo no sé expresar con palabras. Por medio de ellos crezco cada día, por eso no dejaría nunca de escribir. He de admitir que “el Pico de las Brujas” nació a partir de una montaña que tenía un pico sobresaliente. Después de pasar un tiempo fuera de casa, la historia cobró vida hace ya cinco años, aunque no la escribí de inmediato, sino que dejé que el tiempo la fuese pintando poco a poco en mi mente hasta que cobró vida al fin en 2016. La presenté a un concurso, pero no tuvo demasiado éxito y, gracias a ello, he tenido la oportunidad de conocer Ediciones Atlantis, que me ha abierto de par en par las puertas de la esperanza. Escribir “el Pico de las Brujas” ha exigido mucho trabajo y visualización de situaciones, lugares y formas de expresión, pero me doy por contenta aunque sólo le gustase a una persona en todo el mundo.

¿Quién crees que disfrutará con su lectura?
A mi parecer, creo que gustará tanto al público juvenil como a personas más mayores, puesto que es una historia que no sólo refleja el amor, sino también la lucha por mantenerlo y el daño de la mentira. Incluye también la magia, que pienso que es algo que todos tenemos dentro. El poder hacer que una persona se sienta de un modo u otro, me hace pensar que tenemos la magia en nuestras manos y que somos capaces de lo mejor y de lo peor.

Si pudieses ser un libro… ¿Cuál serías?
Esta es la pregunta más difícil que tengo que contestar… he leído mucho, por lo que sería muchísimos libros al mismo tiempo, sin embargo, admito que la saga de “Harry Potter” me ha marcado mucho. J. K. Rowling es una de mis escritoras favoritas. La magia que contiene sus libros creo que fue la que me impulsó a probar a mí, por lo que le debo mucho tiempo de mi trabajo. También sería las novelas de J. R. Tolkien, Christopher Paoloni o Ken Follett… podría añadir a muchos más a mi lista, pero sería interminable, aunque tengo que admitir que mis libros son algo tan personal que también sería parte de ellos. Una amiga me dijo un día “busca tu lugar seguro”, y lo encontré en mis novelas, por lo que no me gustaría dejarlas a un lado. No me han ayudado a expresarme, sino también a creer en lo imposible y crecer cada día como persona.

Antonio Fernández sobre 'Las Crónicas de Enthor': "La trama es compleja y fluida, con una gran cantidad de detalles que ayudaran al lector a imbuirse de los escenarios descritos"

Ediciones Atlantis presenta este viernes en Córdoba, 'Las Crónicas de Enthor. La guerra por Aegir', una novela fantástica escrita por Antonio Fernández Aguilar y prologada por el periodista Matías Prats.

¿Cómo surgió la idea para escribir esta novela?
Empezó cuando conocí en una escuela taller a mi profesora y amiga Marisa. Ella me prestó la Trilogía “Las Crónicas de la Dragonlance”. En ella se describían seres como los que yo siempre había soñado, los Draconianos, sacados de los huevos corruptos de los dragones y que tenían apariencia erguida como la de los humanos. En ellos me basé para crear los Dracólitos de mi libro. También había caballeros, dragones y todo ello muy bien descrito. Esto despertó mi bulliciosa imaginación y comencé a crear el mundo de Enthor.

¿Cómo es la evolución de la trama y los personajes?
La trama es compleja y fluida, con una gran cantidad de detalles que ayudaran al lector a imbuirse de los escenarios descritos en el libro. Los personajes tienen una personalidad muy definida, por lo que es fácil empatizar con ellos y conocerlos hasta el punto de, ver típica la contestación de cada uno de ellos ante las distintas situaciones que se presentan.

¿Qué parte de tu obra te ha costado más escribir en cuanto a personajes, trama, ambientes…?
Los primeros personajes que se encuentra el lector los tenía muy definidos en mi mente. Son tal y como los imaginaba. Según va avanzando la historia y veía que dominaba los principales, añadí más personajes, de los cuales, la personalidad de Calash me costó darle forma aunque tenía claro el final de él.

La trama de la primera y segunda parte del libro fue fluyendo, poco a poco, pero con facilidad. En cambio, las últimas 180 pag más o menos, me costaron mucho.

Los ambientes en “Las crónicas de Enthor” están muy bien definidos y son muy diferentes, por lo que, bajo  mi punto de vista, no se aburrirán en el viaje que tienen que hacer  nuestros compañeros.
  
¿Qué se va a encontrar el lector en el mundo de Enthor?
Sobre la trama encontrarán a un grupo de compañeros que se enfrentaran a una misión mucho más grande que ellos y que no podrán concluir sin la ayuda de los dioses, la amistad, el compañerismo y otras muchas virtudes que se reflejan en la personalidad del grupo.
También aparecen, una historia de amor de la niñez que se cruza con el amor del presente causando un triángulo conflictivo que afectará a nuestros compañeros en sus decisiones. En otra parte alguien de los que se ha unido al grupo será un traidor que causará un daño irreparable a la misión y los compañeros. 
Respecto a los personajes aparecen caballeros que lo son por su corazón, no por su título. Una elfa preciosa con una historia terrible que contar. Un ladrón de personalidad única. Un hombre monstruo que se unirá al grupo demostrando que los verdaderos monstruos son los que lo juzgan por su apariencia. Magos, furianos, barbaros, minotauros, dragones,  una mujer que aparece en situaciones extrañas y con un pasado misterioso y un futuro no menos incierto.
Algo que me gustaría destacar es la personalidad atractiva del malvado Lord Kranos, (el villano de la historia y en la que más me he volcado por plasmar, junto con la de Slay Kliver, el protagonista), que aun siendo terriblemente malvado, por su inteligencia y personalidad el lector puede llegar a admirarlo.
El mundo de Enthor es parecido al de otros libros, en el sentido de que hay razas sacadas de escritores mucho mejores que yo y, a los que no me puedo comparar, como Tolkien, Margaret Weis y Tracy Hickman y maravillosas series como Record of Lodoss War, pero también incluyo seres inventados por mí. Lo mismo ocurre con los paisajes. Es cierto hay un Bosque Oscuro, poco original. Pero tiene mi toque personal lo mismo que el resto de los lugares que puedan aparecer

¿Por qué pensaste en Matías Prats para prologar esta novela?
D. Matías Prats es un excelente comunicador y periodista, como lo fue su padre, oriundo de mi pueblo Villa del Río (Córdoba), donde se encuentra un museo dedicado a él. Allí fue donde lo conocí y le regalé un libro para que lo leyese y si lo veía oportuno me ayudase con el prólogo. Para mi gran satisfacción y alegría escribió este prólogo del que estoy infinitamente agradecido. Eso demuestra que es una persona cercana y humilde.

¿Nos puedes adelantar algo de tu nuevo proyecto?
Si claro, mi nuevo proyecto se titulará: “Elia, la guerrera del Este”. Como su nombre indica la protagonista será una mujer. La historia transcurre en un mundo imaginario donde los monstruos campan a sus anchas y la búsqueda de la antigua ciencia hará que un gobernador malvado haga lo imposible por adquirirla, ya que le daría la vida eterna. Algo similar a “Las crónicas de Enthor” es el que un grupo muy definido de personas y un animal luchen por detener al villano del grupo, precedidos por una profecía que indicaría quien sería el, o en este caso, la elegida.
A diferencia de “Las crónicas de Enthor” no habrá dioses, magia ni dragones, pero no por ello será menos interesante, ya que las situaciones y los seres a los que se tendrán que enfrentar nuestros amigos, harán las delicias del lector.


Lourdes López-Pacios Navío sobre 'La Cajera': Habrá sorpresa con la resolución del caso policial en sí y con la vida desconocida de la propia protagonista

Ediciones Atlantis presenta este viernes en Valdepeñas 'La Cajera', una novela de intriga de la autora castellano-manchega residente en Madrid, Lourdes López-Pacios Navío, una historia cargada de intriga y suspense que no te dejará indiferente.

¿Cómo surgió la idea para escribir esta novela? 
A veces tendemos a pensar que los creadores realizan una labor intensa de búsqueda de ideas, y aunque veces es así, en este caso surgió de una manera tan simple y cotidiana como es hacer la compra cada día. Suelo comprar en el mismo sitio y las cajeras, unas chicas bastantes simpáticas, fueron mi inspiración. A partir de ahí mi imaginación explotó y nada tiene que ver la historia ni con unas mujeres tan estupendas ni mucho menos con su trabajo…

¿Te estancaste en algún momento del proceso creativo?
Creo que de todo lo que llevo escrito, esta ha sido la historia que mejor ha fluido. Las ideas venían de una manera tan rápida, que me costaba ordenarlas e incluso tenía que tomar notas bastante a menudo para no olvidarlas. No sé, quizás la parte excéntrica de mí misma por fin ha salido a la luz…

¿Qué podemos encontrar de Lourdes López- Pacios en su protagonista?
La verdad es que de mí, como Lourdes López-Pacios hay poca cosa. Bueno, miento, está el sentido del humor y esa vis cómica que tengo. Pero el resto nada, pura invención…

‘La cajera’ es una novela de suspense e intriga, ¿Cómo esperas sorprender al espectador?
La sorpresa siempre es un factor a tener en cuenta y más en este tipo de historias, pero en La Cajera lo he intentado desde dos puntos de vista: con la resolución del caso policial en sí y con la vida desconocida de la propia protagonista. Espero haberlo conseguido.

¿Qué diferencia a ‘La cajera’ del resto de novelas publicadas anteriormente?
La Cajera es muy diferente del resto de mis libros y no sólo por la temática en sí, que ya es considerable, sino por el lenguaje que utilizo. Puede que esto sorprenda al lector,  acostumbrado a otra cosa en mis libros, y que de repente se encuentre con un argot callejero lleno de tacos y de palabras malsonantes, pero es que la historia lo pedía. Era lo que le iba y aunque pueda resultar chabacano incluso, el lector lo comprenderá. Tengo que reconocer que aunque a veces me daba un poco de pudor “hablar así”, después le cogí el tranquillo y las palabras salían solas. 

¿Qué libro tienes en tu mesilla de noche?
Ahora estoy leyendo un libro interesantísimo (es realidad es un ensayo) titulado Historia de Los españoles en la Segunda Guerra Mundial, del periodista Alfonso Domingo. Un libro lleno de testimonios de muchos de los españoles que combatieron en ambos bandos y resulta sobrecogedor en algunos momentos. También, a la vez he descubierto al escritor Víctor del Árbol, y estoy con Un millón de gotas, y también me está gustando mucho.

¿Tienes algún nuevo proyecto en mente?
Siempre ando con la mente inquieta y con esta imaginación que no me deja descansar, pero quizás vuelva a la novela histórica de mis orígenes… la echo de menos.